fbpx

Trastorno de Ansiedad Social: Causas, Modalidades y Terapia

Imagen ilustrativa de la ansiedad social

El trastorno de ansiedad social, o fobia social, se caracteriza por un miedo intenso a situaciones sociales y a actuar en público. Las personas con este trastorno desean causar una buena impresión, pero temen el rechazo y la humillación. Este artículo explora las raíces de la ansiedad social, sus modalidades específicas y generalizadas, y analiza cómo el modelo cognitivo conductual y la Terapia centrada en los Esquemas proporcionan perspectivas útiles para su comprensión y tratamiento.

Índice de Contenido

Trastorno de Ansiedad Social: Puntos Importantes

     

    • Miedo constante a situaciones sociales: Quienes padecen ansiedad social experimentan un temor constante ante situaciones sociales. A pesar de su deseo de impresionar, la constante aprensión frente al rechazo y la humillación crea una barrera emocional que afecta su participación activa en eventos sociales.

    • Gravedad y origen temprano: La gravedad del trastorno varía entre modalidades específicas y generalizadas, siendo estas últimas más severas al afectar la mayoría de los encuentros sociales. Se observa una conexión entre la modalidad generalizada y un origen temprano del trastorno, destacando la influencia de experiencias en la infancia.

    • Terapia centrada en esquemas: La Terapia centrada en los Esquemas emerge como un enfoque crucial para abordar la ansiedad social. Al sumergirse en esquemas cognitivos disfuncionales arraigados desde la infancia, esta terapia busca reestructurar creencias negativas y proporcionar herramientas para afrontar situaciones sociales con confianza, desentrañando las raíces profundas del trastorno.

Trastorno de Ansiedad Social: Preguntas Frecuentes

¿Qué se entiende por trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, es una condición psicológica caracterizada por un miedo constante e intenso a situaciones sociales o actuaciones en público. Las personas que experimentan este trastorno temen que sus interacciones sociales resulten vergonzosas y generen reacciones negativas en los demás. A pesar de tener el deseo de causar una buena impresión, su creencia subyacente es que no serán capaces de lograrlo y que, en consecuencia, serán objeto de humillaciones y rechazo (Barlow, 2014).

El 4% de la población sufre de trastorno de ansiedad generalizada, siendo más común en mujeres. Este dato es significativo, ya que muchos casos pasan desapercibidos, especialmente en niños cuyos síntomas pueden confundirse con comportamientos típicos de la infancia. Es crucial reconocer los síntomas y buscar ayuda temprana para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Cómo se manifiesta la ansiedad social según teorías recientes?

Según teorías recientes, las personas con ansiedad social buscan activamente causar una buena impresión en situaciones sociales. Sin embargo, la paradoja reside en que, a pesar de este deseo, creen internamente que no podrán cumplir con sus expectativas y que enfrentarán humillaciones y rechazo. Este conflicto interno contribuye a la intensificación de la ansiedad social y afecta significativamente la manera en que abordan y experimentan las interacciones sociales.

¿Cómo varía la ansiedad social en términos de especificidad y gravedad?

La ansiedad social puede manifestarse de manera específica o generalizada. En algunos casos, la ansiedad está limitada a una o pocas situaciones sociales particulares. En contraste, la modalidad generalizada abarca la mayoría de los encuentros y actuaciones de naturaleza social. Esta última modalidad se asocia con una mayor severidad y parece tener un origen mucho más temprano, revelando una conexión profunda con experiencias tempranas en la vida de la persona (Barlow, 2014).

¿Cómo afecta el modelo cognitivo al procesamiento de la información?

El modelo cognitivo conductual del trastorno de ansiedad social ejerce un impacto significativo en el procesamiento de la información. Los esquemas cognitivos profundos, arraigados desde experiencias pasadas, influyen en cómo interpretamos tanto a nosotros mismos como a las situaciones sociales. Estos esquemas actúan como filtros a través de los cuales percibimos y evaluamos eventos, generando sesgos negativos. Las distorsiones cognitivas derivadas de estos esquemas pueden magnificar la percepción de amenazas sociales y contribuir a la intensificación de la ansiedad en contextos sociales (Calvete y Orue, 2018).

¿Por qué la ansiedad social es más severa en algunos casos?

La variación en la severidad de la ansiedad social se vincula estrechamente con la modalidad del trastorno. En los casos de modalidad generalizada, donde la ansiedad abarca la mayoría de los encuentros sociales, se observa una mayor gravedad. Esta modalidad sugiere una afectación más profunda y un potencial origen temprano del trastorno, relacionado con experiencias en la infancia. La combinación de una afectación generalizada y un inicio temprano puede contribuir a la manifestación más intensa y persistente de la ansiedad social en estos casos particulares.

Especificaciones: Terapia Centrada en los Esquemas

La Terapia Centrada en los Esquemas, un componente fundamental en el abordaje del trastorno de ansiedad social, se fundamenta en la identificación y transformación de esquemas cognitivos disfuncionales. Estos esquemas, que se cree tienen su origen en la temprana infancia a partir de experiencias en el ámbito familiar y del grupo de pares, se organizan en cinco categorías principales, delineando áreas críticas de intervención (Calvete y Orue, 2018)

Desconexión y Rechazo:

     

    • Incluye esquemas relacionados con la expectativa de que las necesidades propias de seguridad, aceptación y respeto no serán cubiertas.

    • Relacionado al esquema de Abandono, la creencia de que los demás abandonarán al individuo, y el esquema de Imperfección/vergüenza, que refiere a la creencia en grandes defectos que provocarán el rechazo.

Autonomía Deteriorada:

     

    • Implica una visión negativa de uno mismo y del contexto en términos de capacidad para tener éxito o funcionar independientemente.

    • Relacionado a esquemas como la Vulnerabilidad al daño, creyendo que podrían ocurrir peligros en cualquier momento, y el esquema de Fracaso, la creencia en ser fundamentalmente inadecuado en relación a los demás.

Límites Deteriorados:

     

    • Caracterizado por dificultades para establecer límites internos y asumir responsabilidades hacia los demás.

    • Incluye el esquema de Grandiosidad, donde se cree ser superior y merecedor de derechos y privilegios especiales.

Orientación a los Demás:

     

    • Implica un énfasis excesivo en los deseos y sentimientos de los demás.

    • Incluye el esquema de Subyugación, donde la necesidad percibida de renunciar a los propios derechos surge debido a sentirse coaccionado por los demás.

Vigilancia Excesiva e Inhibición:

     

    • Incluye el esquema de Inhibición emocional, caracterizado por una excesiva inhibición de los sentimientos, expresiones o conductas espontáneas.

Estas categorías brindan un marco integral para la identificación y tratamiento de patrones disfuncionales, permitiendo a los individuos superar barreras cognitivas y emocionales asociadas con la ansiedad social.

Terapia centrada en esquemas. Los Esquemas cognitivos disfuncionales, se organizan en 5 categorías: Desconexión y rechazo Autonomía deteriorada, Límites deteriorados Orientación a los demás, Vigilancia excesiva e inhibición.

Trastorno de Ansiedad Social: Resumen

  • Importancia del modelo cognitivo conductual: Fundamental para entender y tratar la ansiedad social.
  • Terapia centrada en los Esquemas: Proporciona estrategias terapéuticas cruciales.
  • Comprensión profunda de raíces y manifestaciones: Estos enfoques ofrecen una visión detallada del trastorno.
  • Reconocimiento de factores cognitivos y modalidades específicas: Subraya la interconexión necesaria para un tratamiento eficaz.
  • Enfoque integral: Es esencial para abordar de manera completa la ansiedad social.
  • Panorama transformador: La comprensión y aplicación de intervenciones específicas pueden mejorar significativamente la calidad de vida de quienes padecen este trastorno.
  • Herramientas terapéuticas efectivas: Son clave para una gestión más completa y significativa de la ansiedad social.

Referencias Bibliográficas

     

    • Calvete, E., & Orue, I. (2008). Ansiedad social y esquemas cognitivos disfuncionales. Psicología Conductual, 16(1), 5-21.

    • Barlow, D. H. (2014). Manual clínico de trastornos psicológicos. Tratamiento paso a paso. Ciudad de México: Manual Moderno.

Recursos

Te recomendamos estos artículos

Recursos Psicoeducativos y Aplicaciones Profesionales

Aplica a Nuestras Evaluaciones