fbpx

Entrevista Psicológica y Rapport Infantojuvenil

En la imagen hay una adolescente feliz

La psicología es una ciencia que implica trabajar con seres humanos, por ello tenemos que cumplir dos pasos importantes: a) un primer encuentro y b) la recopilación de los datos con los que vamos a trabajar. Para estas dos fases tenemos la entrevista psicológica y lo que denominamos rapport. 

 

Es de esperar que en el transcurso de nuestra carrera universitaria tengamos presente estos temas, sin embargo, es poco el énfasis que se les da, o al menos no el que requiere, ya que siendo estos los primeros pasos de contacto con un otro, deben ser las fases que mejor se manejen, ya que esto es lo que rige un vínculo productivo y sobre todo un buen pronóstico. 

Índice

Generalidades de la Entrevista Psicológica

Breve Historia de la Entrevista Psicológica

Para iniciar con el pie derecho es necesario conocer un poco acerca de cómo surgió la entrevista psicológica, Colín et al., (2009) nos brinda una pequeña reseña de tal surgimiento, siendo este a partir de los modelos de entrevistas periodísticas, ya que con esto inspiraron al uso de un instrumento que fuese narrado como una ´´historia de vida´´ para obtener los datos necesarios del paciente. 

Más adelante, Freud, en 1893 publica su trabajo: “Sobre el mecanismo psíquico de los fenómenos histéricos.” y a partir de aquí usa la narración como instrumento para que el paciente manifieste su dolor psíquico, sin embargo, la técnica en ese entonces era extensa y dado a la influencia que estas prácticas tenían en el área psiquiátrica se enfocaba mucho en los aspectos fisiológicos dejando de lado el componente bio-psico-social que tenemos hoy día. Por ello, desde un aspecto psicodinámico, la entrevista suele verse como una recopilación de datos considerados como significativos dentro de un todo para el diagnóstico y tratamiento, que tiene mucho que ver con el criterio del examinador, ya que este es el que genera una respuesta específica en el paciente con respecto al diálogo que dirige; agregando que este momento no solo abarca un intercambio verbal sino también no verbal, ya que el entrevistador debe estar atento en todo momento hacia expresiones, sensaciones, tonos y ritmos de voz. Finalmente tiene como meta recoger datos, investigar y motivar (Díaz, 1994). 

No obstante, no fue sino durante la Primera Guerra Mundial, que vieron necesario crear procedimientos rápidos a fin de medir la personalidad, las habilidades y aptitudes del aspirante a la milicia. Los psicólogos, con base en sus conocimientos sobre la psicología del sujeto, construyeron instrumentos con un estilo similar al de la entrevista, para que a través de preguntas y respuestas los candidatos mostraran de manera clara sus características personales. 

En la actualidad se ha estructurado una definición de entrevista un poco más completa. Colín et al., (2009) menciona que ´´la entrevista en general, como método de conocimiento del sujeto —o de algún aspecto de este— es un instrumento para obtener datos durante: una consulta, cita de selección de personal, procedimiento preoperatorio, consejería educativa, intervención en orientación vocacional y/o profesional´´. Qué es lo que conocemos hoy en día. 

Fernández, (2013) refiere que: ´´La entrevista es un instrumento destinado a recoger datos mediante el autoinforme del sujeto evaluado, y de ahí su importancia, sus fortalezas y sus debilidades. En la práctica actual, sigue siendo, tal como reflejaban las encuestas de décadas anteriores´´ .

Tipos de Entrevista

Existen muchos modelos de entrevista psicológica, siguiendo diferentes criterios (Díaz,1994) nos menciona los siguientes según su clasificación: 

Tipos de entrevista

Componentes de una Entrevista Infantil

En muchas ocasiones, lo único que se nos ha mostrado como modelo de entrevista hacia un menor, son un conjunto de preguntas que en la realidad no son aplicables al 100% de los niños, ya que la mayoría no cuenta con la capacidad atentiva o verbal expresiva para establecer una conversación de pregunta/respuesta, además este método hace que nos desviemos de lo más importante en una entrevista infantojuvenil: la observación. (Cortés & Benavente, 2007) y Suárez H. nos mencionan una serie de conceptos que debemos tomar en cuenta para que una entrevista infantil pueda sernos provechosa:

Componentes de la entrevista
  • A esto personalmente agrego: 
  • Procesamiento sensorial 
  • Conducta

Componentes de una Entrevista a padres

A lo largo de todo el proceso de entrevista se manejan los siguientes componentes:

Historia psicoevolutiva. 

  1. Historia prenatal: hijo deseado/no deseado, síntomas de pérdida, salud de la madre (física y psicológica), si la madre fue medicada.
  2. Historia perinatal: tipo de parto, salud de la madre y del hijo. 
  3. Historia desarrollo psicológico:
    1. Desarrollo psicomotor: sedestación, bipedestación, marcha, prensión manual, comer, vestirse, andar en triciclos y bicicletas, etc. (normal, dificultades). 
    2. Hábitos: control de esfínteres (normal, dificultades). 
    3. Alimentación: bueno, regular, malo. Bajo peso, sobrepeso
    4. Desarrollo del habla y del lenguaje: normal, dificultades. 
    5. Sueño: Dificultades para inducirlo, dificultades en el período de sueño, dificultades para despertar. Sueño inquieto, terrores nocturnos, etc. 
    6. Morbilidad personal (del niño): presencia de convulsiones, enfermedades graves y accidentes. 
    7. Comportamiento del niño: inquietud, impulsividad, “nerviosidad”, dependencia, agresividad, timidez, tolerancia a la frustración, cambios bruscos de ánimo, miedoso, transgresión sistemática a la normal social, síntomas depresivos, tipificación de género (sexual), tipos de entretenciones (juegos, deportes, etc.) que practica, etc. 

Relaciones afectivas del grupo familiar: 

  1. Relación afectiva entre los cónyuges o los adultos que conviven con el menor. 
  2. Relación afectiva madre-hijo(a). 
  3. Relación afectiva padre-hijo(a). 
  4. Relación afectiva entre hermanos. 
  5. Relación afectiva con otras personas con las cuales convive el menor (abuelos, tíos, primos, “nana”, etc.). 

Desarrollo escolar: 

  1. Edad de ingreso a sala cuna, jardín infantil y colegio. 
  2. Rendimiento académico: bueno, regular, deficiente, dificultades para aprender, repitencias.
  3. Actitud frente al colegio y a los estudios: permanencia en el mismo colegio, cambios de colegio, por qué. 
  4. Comportamiento en el colegio: similar al de la casa, distinto al de la casa, en qué. Adaptación/desadaptación a las normas escolares. 

A esto particularmente se agregan preguntas referentes a referencias del motivo de consulta que hayan brindado los padres.

Componentes de una Entrevista en adolescentes

Suárez H. resume los siguientes componentes: 

Estas etapas pueden parecer similares a las que vemos en una entrevista en adultos, sin embargo, poseen variaciones que se explicarán a continuación: 

Primera fase: mutuo conocimiento 

En esta fase se difiere en que el adolescente toma un poco más de tiempo en sentirse cómodo dentro del ambiente, ya que debe explorar el entorno y al otro para determinar el siguiente paso. 

En este momento es muy importante que el joven deje aclaradas todas las dudas que tiene al respecto y que la explicación sea lo más manejable posible. 

Segunda fase: identificación del motivo de consulta y de los problemas del sujeto.

Seguidamente se le preguntará si sabe por qué está ahí, por qué ha venido, que le han dicho sus padres, etc. Es decir, es preciso una clarificación de la información por parte de ambos, poner en común los problemas que el psicólogo conoce del niño y recabar su opinión sobre los mismos. 

Se dedicará un espacio de tiempo para que el joven pueda dar su opinión o versión sobre los problemas, especialmente el motivo de consulta por el que le han traído al psicólogo. Esta clarificación puede durar desde unos breves minutos hasta 10 o 20 en función de diversas variables. 

A continuación, se explora generalmente con preguntas abierta o más cerradas, dependiendo de la edad y características del niño, los siguientes aspectos: 

  • Aspectos generales: intereses, emociones, preocupaciones, etc.: 
  • Cuéntame cosas de ti o de cómo eres tú… 
  • Lo que te gusta o disgusta 
  • Lo que te alegra o pone triste 
  • Lo que te da miedo 
  • Lo que te gustaría ser de mayor 
  • Qué cosas te preocupan 
  • Qué cosas recuerdas de cuando eras pequeño 
  • Qué cosas haces los fines de semana 
  • Cuáles son tus programas favoritos de la TV (cantantes, futbolistas)
  • Qué hiciste estas vacaciones (o alguna fiesta cercana señalada) 
  • Otras cuestiones en función del caso) 
  • Aspectos relacionados con la escolaridad, rendimiento y relaciones sociales: La idea básica de este apartado es: “Vamos a hablar de cómo es tu colegio, qué tal vas, qué haces, etc. 
  • Explícame estas cosas para que yo te conozca “¿Háblame de tus profesores (es aconsejable detenerse en cada uno)
    • Qué asignaturas te gustan más y menos 
    • Qué horario de clases tienes, hagamos un organigrama (*) 
    • Qué haces en el recreo 
    • Qué recuerdas de cuando empezaste el colegio 
    • Cuál es el profesor que más te ha ayudado 
    • Cuéntame quiénes son tus mejores amigos y amigas, y qué hacen juntos
    • Participas en algún deporte en tu centro o fuera de él 
    • Qué es lo que más te gusta de tu Colegio 
Relaciones sociales: 

Es uno de los aspectos que más facilidad tiene a la hora de recabar información, ya que los pares son muy importantes a esa edad. 

En función de ello se formularán las preguntas, como, por ejemplo:

  • Tienes otros amigos que no son del Colegio 
  • Prácticas actividades deportivas con ellos 
  • Dónde te encuentras con tus amigos y que actividades realizan 
  • Con quiénes te llevas mejor y por qué, y a la inversa 
  • Tus padres y los de tus amigos se conocen 
Conocimiento familiar: 

Este apartado debe ser trabajado cuidadosamente y quizá en más de una entrevista. La pregunta más abierta y general que abre el campo de la investigación es: Cuéntame cómo es tu familia. A partir de ella el psicólogo se detendrá en cada miembro de la familia directamente. Si es pertinente debe ampliarse la información a la familia extensa. 

  • Qué hacen 
  • Qué les gusta 
  • Quién se lleva mejor con quién 
  • Quién está más en casa 
  • Qué ocurre cuando falta… 
  • Quién es más severo/a… más permisivo/a 
  • Si hay castigos: quién los pone, por qué, a quién y cómo son (Otros aspectos según el caso) 

La versión que tiene el joven sobre cada miembro de su familia es sumamente importante, por lo que conviene ayudarse de cuestiones más cerradas y directas, específicas de las características y/o actividades que realiza cada miembro de su familia: madre, padre y cada uno de los hermanos, etc. 

Preguntas específicas para adolescentes 

Por ser una etapa sobradamente conocida por los cambios múltiples que los adolescentes sufren y realizan, la exploración no debe olvidar cuestiones como: 

  • Sexualidad y relaciones con el otro sexo 
  • Vivencia de los cambios puberales y psicológicos 
  • La relación con las pandillas de amigos y grupos específicos (Musicales, violentos, grupos deportivos, participación en movimientos ecológico, promotores de la paz, voluntariado, etc… 
  • Uso y consumo de sustancias: tabaco, alcohol, drogas 
  • Expectativas profesionales 
  • (Otras cuestiones en función del caso) 
Aspectos adaptativos: 

Al igual que se hiciera con sus padres, antes de finalizar la entrevista conviene preguntarle en qué áreas considera que no tiene ningún problema. Si en la revisión de los apartados anteriores se han ido verbalizando, conviene, a pesar de todo, hacer una síntesis en la que el psicólogo recoja e integre los síntomas o problemas del sujeto y los puntos fuertes o aspectos potenciadores de su desarrollo y de su salud. 

Expectativas de cambio 

Finalmente, antes de concluir la entrevista es imprescindible investigar qué motivación para el cambio presenta el sujeto. Las preguntas pueden haberse hecho al principio de la entrevista, pero no es desaconsejable volver sobre ellas tras la entrevista realizada. Algunas preguntas útiles pueden ser: 

  • En qué crees que sería conveniente que cambiaras 
  • ¿Piensas que va a ser fácil o difícil cambiar? 
  • ¿Quién crees que podría ayudarte más a cambiar, mejorar… ? 
  • ¿Qué crees que podrías hacer tú para superar esto? 
  • ¿Qué crees que podrían hacer tus padres o qué te gustaría que hicieran? En qué y cómo consideras que yo puedo ayudarte. 
  • Tras abordar este tema, el psicólogo podrá decirle alguna frase similar a la siguiente: “Después de lo que hemos hablado, te voy a explicar cómo veo yo la situación y qué contrato, (plan, convenio…) podemos establecer para trabajar juntos”. 

Tercera Fase: Despedida 

La despedida debe ir precedida de una nueva fecha de encuentro acordando claramente cuál va a ser el método de trabajo para ambos y los compromisos a los que llegan: puntualidad, asistencia a las sesiones, intimidad, confidencialidad, información, etc. 

Establecimiento de Rapport

Establecimiento de Rapport en niños

Dentro del área de psicología podemos entender el rapport cómo ese vínculo que se establece entre el paciente y el entrevistador. Esta relación es muy importante ya que determina el éxito o fracaso de los procesos subsiguientes. 

Con respecto al rapport enfocado al área infantil, tenemos dos etapas, normalmente se nos enseñan técnicas relacionadas con ´´bajarnos a su nivel´´, ´´brindar alternativas de juego´´ ´´ ser animados´´, sin embargo, estas técnicas no funcionan con la mayoría de los niños. Cuando somos entrevistadores novatos, lo primero que se nos ocurre cuando estamos ante la presencia de un niño es acercarnos y hablarle en un tono que para nosotros resulta animado, además de atiborrarle de estímulos para poder ´´despertar´´ la curiosidad del menor. Aguado, (s. f.). nos menciona unos aspectos muy importantes a considerar dentro de un primer encuentro con un menor: 

  • Es importante considerar en el estado que se encuentra, ya que es un lugar nuevo, con personas que no conoce y sobre todo un lugar al que no ha pedido ir, y en muchas ocasiones, los padres toman la decisión de llevarlos sin decirles hacia dónde o a qué van, por lo que muchos niños dentro de su procesamiento asocian un consultorio psicológico con uno médico. Y todos sabemos lo que eso ocasiona en un menor. Por ende, lo primero que debemos hacer es reconocer que lo que viene no es un niño con su conducta en todo su esplendor, sino un niño inhibido y temeroso que requiere estar en confianza para mostrarse tal cual es, por ello muchas veces la conducta no saca a relucir mucho en la primera consulta, ya que, si no establecemos un buen rapport, el niño no se siente cómodo y no aflora la conducta. 
  • Debemos ir al ritmo del niño y dejar que él inicialmente sea quien guíe la interacción, ya que estamos muchas veces ante menores que esperan a que nosotros brindemos pautas de comportamiento y esto sesga la conducta que buscamos observar, Necesitamos que el ambiente sea uno donde el menor no se sienta juzgado por hacer, al igual que un adulto en una entrevista no se siente juzgado por decir. 
  • Hay que recordar que la entrevista es todo el tiempo mediatizada por los adultos, por lo que hay que tomar pautas para coordinar ambos vínculos. 
  • Cuando es un menor con menos de dos años debemos estar pendientes todo el tiempo de sus necesidades y que normalmente son menores que presentan aún pocos medios de comunicación expresiva. También es útil mantener cerca a la madre y ser flexibles de parar la entrevista si el menor se siente incómodo, cansado, con hambre, con dolor físico o psíquico, respetando sus rutinas. 
  • A partir de los cinco años, la madre puede estar ausente ya que el niño está preparado para quedarse más tiempo en compañía de un tercero. 
  • Cuando llegamos a las etapas de 6 en adelante normalmente surgen dudas acerca del porqué están en el consultorio y quienes somos, es importante consultar primero con los padres que han dicho ellos a los niños, ya que estos suelen usar otras denominaciones para un consultorio psicológico, como ´´la escuelita´´ ´´el doctor´´ y en base a eso determinar qué decir, haciendo uso de vocabulario acorde. 

Establecimiento de Rapport en padres

Dentro de la entrevista infantil, los padres cumplen un papel importante ya que es nuestro principal referente de datos y son quienes deciden acudir a la consulta con el paciente, entablar entonces un marco de confianza con ellos es sumamente importante, ya que por más que hayamos podido establecer un buen vínculo con el menor, sino logramos esto con los padres, simplemente el niño no culminará su proceso con nosotros. 

En muchas ocasiones estamos ante padres que no han querido llevar a su hijo a consulta y lo han hicieron porque fue remitido por parte del pediatra, neurólogo o un centro educativo, ante este tipo de casos es más que necesario explicar la situación con mucho tacto y empatía ya que los padres no tienen noción de que algo pasa con su hijo y si lo notan están en negación. 

Debe tomarse en cuenta también que cuando es el padre el que lleva al niño, normalmente lo hacen por aspectos conductuales evidentes y en estos casos el grado de responsabilidad que el padre atribuye hacia esta dificultad infiere mucho en el pronóstico y en la participación que tendrá en el proceso. 

Consideramos importante: 

  • Que ambos padres asistan a la entrevista, ya que de esta manera podemos ver un poco de la dinámica que se maneja en torno a la crianza del menor. 
  • Brindarles el espacio para que expresen su inquietud por separado antes de iniciar con la fase estructurada de la entrevista. 

Establecimiento de Rapport en adolescentes

En el caso de los adolescentes, el proceso de rapport no difiere mucho en cuanto al que se da con los menores, con respecto al espacio que debemos generar para que este pueda sentirse en un ambiente de confianza. 

Desde el punto de vista evolutivo es importante conocer las características diferenciales que ofrece la relación interaccional del psicólogo con el niño y adolescente.

  • El punto de corte entre los 11 años el menor es más consiente de la relación entre entrevistador y paciente, aun así, se debe tomar en cuenta los aspectos de madurez en el joven. 
  • Permitir una actividad inicial en el cual el joven pueda hacer las preguntas que desee, y así dejar un panorama claro. 
  • Entre los 12 y los 18 años la relación examinador-examinado es más directa y personal, y las figuras parentales pierden protagonismo en la entrevista y en la evaluación, comparado con el que tenían en edades precedentes, por ende, en estas edades podemos ser un poco más introspectivos mediante la palabra y la escucha y no tan instrumentales, aunque siempre se sugiere utilizar instrumento mediador.

Resumen

La entrevista psicológica es un instrumento de gran relevancia en el quehacer de la psicología, sin embargo, es necesario que competencias como la habilidad para el establecimiento de rapport y la observación para que se pueda completar un proceso exitoso.

Referencias Bibliográficas

  • Aguado, R. (s. f.). Vínculo terapéutico entre el psicoterapeuta y el niño o el adolescente. Colín, M., Galindo, H., & Saucedo, C. (2009). Introducción a la entrevista psicológica (primera). Trillas. 
  • Cortés, J., & Benavente, M. V. (2007). Manual de psicodiagnóstico y psicoterapia infantil (Primera). RiL. 
  • Díaz, I. (1994). Técnica de la Entrevista Psicodinámica. Pax. 
  • Fernández, R. (2013). Evaluación Psicológica—Conceptos, métodos y estudios de casos (segunda). Pirámide. 

Aplica nuestras evaluaciones